Monday, 11 August 2008

Las buenas formas no cuestan nada...un poquito de por favor


Aquí en mi país de residencia, Reino Unido para quien no lo sepa, paradójicamente pueden ser de lo más grosero del planeta, como ejemplo mi vecina de la que si luego tengo tiempo y ganas ya comentaré, a la vez que tienen fama de ser de lo más formales y caballerosos. A mí personalmente el concepto de la "educación y caballerosidad" británicas me parecen una falsa máscara en la que envuelven un cinismo estrepitoso, pero bueno, eso es harina de otro costal y no es sobre lo que quiero reflexionar. Aparte es curioso que precisamente aquí en el Reino Unido tengan un dicho que reza "las buenas formas no cuestan nada". En esto sí que estoy de acuerdo.


Por supuesto, todo el que tiene, por ejemplo, un blog, sabe que se expone a críticas y que desde luego no puede agradar a todo el mundo, perfectamente de acuerdo. Pero esas críticas, ciertamente, hay maneras y maneras de expresarlas y elegir una forma u otra cambia totalmente la percepción que damos al exterior, además de que puede herir o no, diciendo lo mismo, a quien recibe la crítica. Teniendo esto en cuenta, lo que ya me parece el colmo de la desfachatez es ver que en blogs como los de mi adorada La Divina, hay gente que se atreve a ir directamente allí, a su casa, a ofenderla por, por ejemplo, su manera de expresarse. A ver, no tengo que justificar a nadie, pero cada uno en su casa hace lo que le sale de las mismísimas narices, por no aludir a otra parte de la anatomía, faltaría plus, o sea. Siempre y cuando no hagamos mal a otros, cada uno puede decir y hacer lo que quiera, de la manera que quiera e intercalando los giros lexicoestilísticogramaticales que estime oportunos.

Obviamente, una persona de la magnitud mediática de Divi, tendrá detractores por necesidad, pero creo que ello no está reñido con el empleo de las buenas formas y educación. Además, es muy fácil, a quien no le guste como escribe, que no la lea, ¡for Dior! Menos aún, que no vayan a su blog de mala manera a decir sandeces del calibre de las que allí se pueden leer, me parece muy heavy.

Y dicho esto, os voy a contar mi relación con mi vecina la que mencionaba al principio. El mismísimo día en que me mudé a mi pisito, por fin un pisito monísimo e ideal para mí solo, llamaron a mi puerta y al abrir me encontré a una señora con la cara desencajada y vociferando diciendo que estaba harta del ruido que estaba haciendo en mi casa. A ver, aquel día por la mañana hubo un equipo de mudanzas trasladando mis enseres al nuevo apartamento, que evidentemente algo de ruido iban a hacer, ya que transportaban cajas, maletas y algún que otro mueble. Habría pedido encantado a Harry Potter que me ayudase pero aquel día estaba ocupado, no te jode. Luego, al ir sacando las cosas de las cajas y colocando, es normal que algún ruido se haga, haya algún tropezón y demás, ya que conté con la ayuda inestimable de mi adorada cuñada que se vino especialmente para ayudarme, pero pese a que es fantástica y maravillosa, no es Mary Poppins y no sabe hacer que las cosas se pongan solas, en un plis y sin ruidos. Tiempo después para mi mayor sorpresa, se me presentaron unos señores del ayuntamiento en casa a preguntarme cómo abría y cerraba yo la puerta de casa, porque había habido quejas de los vecinos sobre el tremendo ruido que hacía, como si yo no tuviera mejores quehaceres que ir dando portazos en mi propia casa, tremendo, estupefacto me quedé. Pues por las quejas de esa zorra amargada, el propio ayuntamiento me comunicó que iban a cambiarme la puerta, la de entrada y la del balcón que tengo en el salón, por otras con mayor protección y que harían menos ruido, por supuesto todo a cuenta del ayuntamiento (me parece espectacular en qué se gastan aquí parte del dinero de los cntribuyentes, entre los que me incluyo, so hard). Pues bien, hará una semana vinieron a cambiar las puertas dichosas y la señora tuvo las santas narices de reprender a los operarios por el ruido que estaban haciendo, eso el primer día. El segundo día les echó el puro porque hacía aire y al cambiar la puerta del balcón le iban a ir los restos de serrín y madera a su balcón. ¡Zorra del demonio, si todo aquel desacato fue por tus quejas! Colmo de la desfachatez, al día siguiente me encontré una bolsa de plástico atada al pomo de mi nueva puerta que contenía lo que, a mi entender, eran los restos después de haber barrido su balcón, que era un poco de serrín y trocitos de madera, nada, pero muy fuerte lo que hay que aguantar.

Y ya la última, este viernes pasado, vino un amigo a casa a cenar y a ver unos dvds, estuvimos simplemente hablando, sin música ni tele ni nada, los dvds los vimos luego en mi ordenador en mi cuarto, cuando empezaron a aporrear la pared de mi salón, del otro lado, a modo de queja. Luego salimos al balcón a fumar un cigarro tranquilos, estábamos comentando tranquilamente sobre el sueco y sus injerencias germánicas, y la señora salió berreando cual posesa desatada alegando que no podía dormir y que estábamos armando un escándalo tremendo. Yo me limité a decirle que no volviera a usar ese tono conmigo, please, me di la vuelta y entré de nuevo cerrando la puerta del balcón y dejándola con la palabra en la boca. Imaginaos que la vieja me tiene más quemao que la pipa un indio, ni que decir tiene.

Después de todo este rollo macabeo, sólo decir que como decía al principio, las buenas formas no cuestan nada, se gana mucho más y ofende infinitamente menos, salvo cuando se interacciona con seres, por no decir animales, irracionales, of course.

Bss Mil,


ElPajrito

20 comments:

Claudia said...

Ay Pajarito!
Te conocí por el blog de Divi y me pareciste genial. Nunca he escrito ni allí ni aquí, pero hoy me has llegado.
Lo de la vecina loca y plasta es un mal de muchos.
Cuando me fui a vivir con mi hoy marido alquilamos un apartamento en un bloque de dos alturas. Nosotros vivíamos en el segundo piso.
La vecina de abajo estaba LOCA. Pero no un poco no, del todo.
Había un cuartito en el portal para guardar las bicis, los carritos de los niños, ... A mi me parecía útil, pero lo hizo cerrar porque decía allí había escondidos violadores esperándola...
Montaba unos pollos en el rellano del primero de pánico, pero lo peor fue el día que llama al timbre de mi casa y me pregunta si no me molestan los ruidos por la noche. ¿Qué ruidos?, le pregunto. Y me dice que ella está toda la noche oyendo como arrastran planchas de droga por el tejado. ¿Planchas de droga!!!!
For Dior! - que diría la Divina - ¿y eso como suena?
Le cerré la puerta en la cara y recé para que los meses que quedaban hasta que nos estregaran nuestra casita pasaran pronto.
Así que consuelate, que gente rara hay en todas partes, y lo peor es que siempre son los vecinos de alguien.
Besos Pajarito, y paciencia . . .

ElPajarito said...

Jajajajajajajaja Claudia, lo de las planchas de droga me ha matado, de verdad, menuda loca. Encima esa señora se cree que los violadores de cualquiera que fuese la ciudad en que estabais, no tenían nada mejor que hacer que violarla a ella jajajajajaja, qué fuerte. Lo que dices, que locos hay en todas partes, lo que pasa es que a mí la mía me tiene frito, podrido, porque encima cada vez que oigo un ruido anormal, ya temo que ella vaya a pensar que el ruido lo he hecho yo y se va a quejar al ayuntamiento otra vez..., pero bueno, como dices, paciencia. Lo del comentario de hoy en el blog de Divi espero que haya quedado aclarado, al menos mi punto de vista, el temita a mí también me ha tocado mucho y, como dije, lo doy por zanjado.
Bss Mil,

ElPajarito

Señorita Rottenmayer. said...

Nadamás quisiera aclararle, señor pajarito, que un blog colgado en algun lugar del ciberespacio, no es ¨la casa¨ de nadie. Si bien si lo es en sentido metafórico, porque uno puede hacer o decir lo que le venga en gana, no en el aspecto de la privacidad, que para eso mejor vas y te compras un diario intimo. Si lo publicas en la red, es para que lo lea todo cristo, y seria muy iluso pensar que todo cristo tiene que estar de acuerdo contigo.

Ely said...

Pajarito, creo que tu vecina quiere que el ruido lo hagas sobre el somier de su habitación... Estoy rota con que te dejase los restos del barrido en la puerta jajajajaja.
Srta. Rottenmayer, si bien es cierto eso que usted dice, igual de cierto es que se puede opinar sin faltar al respeto a nadie, si algo no te gusta, manifiestalo sin insultos, resulta hasta mas efectivo

ElPajarito said...

Señorita Rottenmayer, siento mucho que no haya entendido el mensaje que mi post ha querido transmitir. Sólo para que vea que yo de iluso poco, le voy a pegar aquí un fragmentito del post que creo ha pasado por alto: "Por supuesto, todo el que tiene, por ejemplo, un blog, sabe que se expone a críticas y que desde luego no puede agradar a todo el mundo, perfectamente de acuerdo. Pero esas críticas, ciertamente, hay maneras y maneras de expresarlas y elegir una forma u otra cambia totalmente la percepción que damos al exterior...". Y yo de privacidad no he hablado.
Creo que mi idolatrada Yael ha contestado perfectamente, hay formas y formas y con la educación se suele conseguir más.
Atentamente,

ElPajarito

ElPajarito said...

Jajajajajajajajaja Yael Dearest, espero sinceramente que no espere que le haga ruido en su somier, aunque ciertamente un buen polvazo necesita la vieja, pero a Dios pongo por testigo que no seré yo quien se lo pegue jajajajajajajajaja.
Te adoro cari.
Bss Mil,

ElPajarito

Lady said...

A mi me vecina de abajo me denunció por tráfico de drogas y tuvimos que ir a juicio.

La pobre estaba desquiciada pero casi me mete en un problema la muy hija de...

Lady said...

perdón, se me ha cortado.

Por lo mismo que decia Claudia, decia que oía ruidos por las noches y que me veía a mi en medio de la calle esperando a que me la trajeran.

Con el tiempo, nos enteramos que tuvo un hijo con problemas con la cocaína y eso la transtornó.

Ahora, mi madre casi la transtorna a ella de un golpe, cuando me llamaron de la comisaria a declarar.

Un show!

ElPajarito said...

Qué fuerte me parece Lady, qué fuerte. El hecho del problema con su hijo no me paece que justifique el que la señora haga semejantes alegatos, la muy zorra del demonio. Imagino el disgustazo de tu pobre madre, ¡qué fuerte! Imagino que todo aquello quedó resuelto, ¿no la denunciaste por daños y perjuicios? Yo habría ido a sacarle el hígado a ser posible.
Bss Mil,

ElPajarito

lady said...

Tenía yo 18 años y viviendo donde vivo no le hubiera extrañado a nadie.

Si, la denuncié por injurias y calumnias y ella me quería denunciar por, agárrate: delito contra la salud pública y tráfico de drogas, ahí es nada.

Al final, no paso nada, a ver... no se pudo demostrar nada, encima yo que no me he fumado ni un cigarro en mi vida, pero tener que soportar que un juez te pregunte ciertas cosas...

Mi madre la tiene atravesada desde entonces, ahora ya es muy mayor y casi no vive en el edificio así que bueno.

Otra cosa que os podría contar es una orgía que montaron los del bloque de enfrente un verano y con todo abierto... pero esa es otra historia.

ElPajarito said...

Jajajajajajaja chica cuenta, cuenta

lady said...

En mi casa, la cocina y las habitaciones de mi hermana y mía dan a un patio interior que está formado por mi edificio, el de enfrente y el que cierra la U.

Hace ya muchos años también, como 13 ó 14 una noche de verano estábamos mi hermana, yo y una prima que había venido a pasar unos días en mi cuarto y empezamos a oir música y mucho follón (nunca mejor dicho), el caso es que nos asomamos a la ventana y en una terraza del edificio de al lado, estaba la hermana de una vecina que había ido de vacaciones, montando una orgia de no te menees con sus amigos: gente revolcándose por la terraza, en el sofá, por el suelo... Tened en cuenta que era verano, estaba todo abierto y que los edificios están bastante cerca.

No se les hubiera visto tanto si no hubieran dejado la luz del salón, donde encima da la terraza, encendida. A todo esto nosotras y todos los menores de 20 años de mi bloque asomados a la ventana con la boca abierta.

En esto que llegó mi madre, se asomó y les dijo que ya podrían tener un poco de vergüenza y por lo menos meterse para adentro y va un pedazo de rubio y le contesta: "señora, no nos mire y únase"... De repente se oye una voz desde el garaje: "si tienes huev** bajas ahora mismo y me dices a mi lo que le acabas de decir a mi mujer" y es que en ese momento llegaba mi padre de trabajar.

El tío le quedó blanco y antes de que subiera mi padre a mi casa, a ellos se les bajó todo y fueron en menos que canta un gallo.

Al día siguiente, justo bajábamos a la compra, las tres con mi madre y nos encontramos con la orgiera. Se le cayó la cara de vergüenza, sobre todo cuando mi madre le dijo: "ya puedes recoger un poquito la casa para cuando venga tu hermana porque aún se ven bragas tiradas en la terraza".

Esa fue la historia de la orgía!!

ElPajarito said...

Jajajajajajajaja Obviamente hablo desde la perspectiva de fuera, de quien no lo ha vivido, pero qué bueno el relato, Lady, y qué bien lo has contado, me ha ido pasando por delante como un corto.
A mñi que alguien organice una orgía es su casa, qué quieres que te diga, allá cada cual siempre que sea todo consentido por todos los participantes. Ahora bien, hay que tener un poquito más de miramiento y decoro y hacerlo de manera discreta y no con puertas y ventanas abiertas. Y por último, ese comentario a tu madre me parece totalmente fuera de orden, por muy hippy que uno quiera ser, demuestra ese repeto y no digas semejantes barbaridades a una madre de familia que probablemente se quedaría al borde del síncope. Lo mejor de la historia la contestación de tu padre y consecuente estampida, ¡qué bueno!
Gracias por compartir la historia en mi blog darling.
Bss Mil,

ElPajarito

Bocadelobo said...

estoy tan de acuerdo contigo pajarito, no son tan educados ni tan amables, pero son guapos jajajaja
cuando GUSTES
esas mas que invitado a festejar en tampico, te enviare un mail a tu correo del blog pasandote mi correo para tener mas en contacto, espero que estes rebien y si nos perdimos un poco el contacto pero que va,,, hemos vuelto a saber el uno del otro y aqui estamos para echarnos animos, ya le dije al Mr, dice que el enamorado de tu perfilaunque no le entienda mucho jajaja, y respecto a lo de este mes a mi no me ha ido del todo bien en cuestiones de fiestas, pero ya veremos que pasa, recien llegue de irme un mes a visitar a mis amigos y a conocer a los diseñadores de fashionweek mexico y esas cosas, luego con mas tiempo subire toda la historia que fue un mes entero, saludos! y te envio el correo

Bocadelobo said...
This comment has been removed by a blog administrator.
ElPajarito said...

Luisitooooo!!! ¡Qué alegría verte de nuevo por aquí! Espero leer pronto la historia completa del viaje en tu blog. Te acabo de manda un mail y siguiendo tu petición he borrado tu otro comentario.
Hasta pronto y cuídate.
Bss Mil,

ElPajarito

CAROLA said...

HOLAAA.
Alucino con tu vecina aunque son igleses y no dan pa mas.Me encanta leer tus blog. y si montamos una fiesta en tu casa siempre le puedes dejar en una bolsita unos tapones para los oidos en su puerta. te lo agradecera. Eres genial. Yo ya he vuelto a trabajar y lo llevo fatal.muy mal. hace un calor de muerte y encima estoy sin aire porq se ha estropeado. me animo pensando que me voy a ibiza en septiembre. que tristeza el chatiprim esta de vacaciones. en septiembre nos pondremos las pilas.
muchos besetes de carola

lady said...

La verdad es que la familia se trae telita porque la hermana de la orgiera, la dueña de la casa también tiene antecedentes.

En esa época fue cuando se empezó a poner de moda el rollo de las plataformas digitales y el que los vecinos te piratearan la señal. Un compañero mío de clase, vecino y manitas (y que manitas) en general pirateó la señal de estos vecinos para que mi padre pudiera ver no se que feria de toros.

En realidad, no se pirateaba la señal digital, tu pirateabas directamente su antena, es decir, tu veías lo que ellos veían. Estaba muy bien porque normalmente podías ver todo lo interesante del canal digital que era lo que ellos solían ver: fútbol, pelis, etc...

En ese momento, hace 13 ó 14 años, tenían dos hijas pequeñas como de cinco o seis años. Todos los sábados sin excepción, fuera invierno o verano, las niñas en la hora de la siesta estaban a la terraza con una Barbie en la mano.

Un día, mi vecino manitas, se dió cuenta que mientras que las pobres niñas estaban en la terraza, por su tele se estaban viendo una serie de pelis no aptas para menores ni para Rouco Varela, así que el muy c***** salía a la ventana y les decía a las niñas: ¿no teneis calor? y las pobrecitas, "si, un poco", "y por qué no entrais dentro?" "es que nuestros padres no nos dejan"...

Y las pobres servían de juerga a la otra mitad del bloque que no se estaba aprovechando de las pelis que ponían sus papás.

Hasta que un día, no sabemos como, se enteraron y se acabó el canal digital para todo el barrio. Como vereis, es una familia que tiene telita. Si viérais a las niñas ahora, lo entenderiais.

Las consecuencias de pasarse muchas tardes al sol con una Barbie en la mano, supongo.

ElPajarito said...

Prima queridaaaa, las vueltas al curro son muy duras, pero bueno, te has tirado tus buenos ratos en el chaletazo paternal con esa preciosidad de sobrina que tu hermano te ha dao, así que quejas ni una, encima tus padres se han ido de relax con los míos y te han dejado la casa toa pa ti unos días, así que chica, que te quiten lo bailao. Por cierto lee el último post antes de éste y me dices lo que opinas. La próxima vez que vaya a España, ya seguramente para conocer a mi futura ahijada, a ver si organizamos otra cenita, vaya risas en la última.
Bss Mil,

ElPajarito

ElPajarito said...

Lady darling, esos vecinos tuyos no tienen desperdicio eh. Y cuánto daño ha hecho Barbie jajaja
Bss Mil,

ElPajarito